Cartas del trol. Capítulo 1.

El trol se ha despertado esta mañana y se ha puesto a escribir. Ahora dice que le hace gracia contaros su vida y que no será la última vez que lo haga, pero que no tiene ni idea de cuándo le van a pasar cosas interesantes. No sale mucho de la cueva porque no le gusta asustar a la gente. En el fondo, es un trozo de pan.  ¡¡DE PAN NADA!! Y deja de escribir chorradas y robarme protagonismoOs dejo la carta, revisada y corregida. Yo sigo pensando que cueva se escribe con B. Calla y vete a matar la cena, que enseguida voy.


Estimados visitantes de mi cueva:

Ante todo, quiero dejar claro que mi cueva es MI cueva. Sois bienvenidos y os dejo pintar en las paredes, pero no me toquéis los muebles. No soy muy de limpiar y como encuentre un solo dedo surcando mis diversas capas de polvo…

No tenía muchas ganas de escribiros. No me gusta. Tengo los dedos gordos como morcillas de Gondor y las teclas del portátil de Palas están pensadas para sus frágiles dedos de niña. Claro, que yo desayunaba niñas antes de descubrir el Mercadona. Me han pedido que me presente. Me han dicho que os habían hablado de mí y que pensabais que era de mentira. Yo les he dicho que quién gnomos les manda hablar de mí, pero no han sabido contestar. El día menos pensado me los como y adiós al blog -aquí, Blabla había escrito flog. Me he tomado la libertad de corregirlo. No vayáis a pensar que tenemos quince años-.

No tengo mucho que contar, salvo que vendí mi dignidad en un Cash Converters y me dieron menos de lo que valía. Tuve que pagar yo para que se la quedaran. ¿Por qué? Pues porque ya no la usaba. Me hace gracia Gila y acepté participar en esto porque Palas me enseñó su foto de perfil y pensé que Groucho Marx me estaba ofreciendo trabajo. Y ahora ni me paga, así que ni parte contratante ni hostias. Tengo bastantes años, tantos como pelos en los sobacos y los pies, pero me siento tan joven como cualquiera de los ratones que viven conmigo en la cueva. Las personas que me ven dicen que aparento veinte años menos de los que tengo ahora. Aunque hace treinta años que no veo a nadie. Nunca me ha gustado la gente. Bueno, quiero decir que nunca me ha caído bien. Gustarme, con un poco de sal, siempre me ha gustado. Pero es agradable tener visitas de vez en cuando.

Sin más ni más, que es una expresión que siempre me ha gustado pero nunca he sabido lo que significa, os voy a ir dejando. Oigo pasear a la merienda por el pasillo. Volveré a escribiros.

Blabla Trol.

P.D.: ¡¡No me toquéis los muebles!!

Anuncios

5 Respuestas a “Cartas del trol. Capítulo 1.

  1. SAbias que “flog” en realidad si que existe?? quiere decir Favorite-blog, o lo que es lo mismo traduciendo: un blog de cosas favoritas xD; a ver si el troll va a ser más espabilao que tu.. ains..

Alimenta al trol

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s