Cartas del trol. Capítulo 2. Zombis y Sonisphere 2012.

Estimados visitantes:

La última semana ha sido larga, pero productiva. Muchos sois los que habéis pasado por mi cueva en estos últimos días y no quepo en mí de asombro. Nunca pensé que un trol pudiera tener tal poder de convocatoria. Os agradezco de verdad la compañía y espero veros a todos, al menos, un par de veces más. Me cuesta no comeros sin masticar en el momento en el que pasáis por la puerta de madera que hay en la entrada, pero me están enseñando a controlar mis instintos.

Esta semana han pasado muchas cosas raras. En Miami, un señor se ha comido la cara de otro y hay quien ya habla de apocalipsis zombi. Desde luego, los humanos estáis como malditas cabras. Yo nunca he visto un zombi fuera del Resident Evil que tengo en la videoconsola de la cueva y espero no verlo nunca. No sabría cómo cocinarlo. Además de eso, un hombre que se hace llamar el guardián de las estrellas ha sido detenido por acosar a una camarera de un Starbucks. ¡DE UN STARBUCKS! ¿Alguien me explica qué hace el guardián de las estrellas en un sitio tan zafio y vil? ¿Y por qué un trol conoce palabras como zafio y vil? Pues porque leo mucho. ¡Vivo en una cueva, por el amor de Tom Bombadil! Creo que voy a dejar de leer vuestros sucios periódicos y voy a volver a mis libros fantásticos. Los dejé porque tenía miedo de convertirme en el don Quijote de los trols, pero la verdad es que son mucho menos surrealistas que vuestra realidad.

En otro orden de cosas, este fin de semana estuve con Palas y JDBeotas en el Sonisphere 2012 en Getafe y me lo pasé realmente bien. Es parte de esa realidad de la que acabo de renegar y, la verdad, me dolió un poco recibir la luz del sol tan directamente, pero me convencieron de que un buen trol no se pierde cosas como esa.

Fue, sobre todo, divertido. Los grupos -a los que no conocía porque, ¡gnomos y truenos! ¡Soy un trol! ¡Llevo medio siglo en una cueva!– dieron un buen espectáculo y consiguieron que la gente se lo pasara bien. Probé eso a lo que llamáis cerveza, pero no conseguí quedarme con el sabor porque no me quisieron dar mucho. Por lo visto, era cara y había que hacer mucha cola para pedirla. Yo no sé lo que es el dinero y aplasto a la gente que se me pone por delante, pero parece ser que eso no es civilizado ni ético. ¿A quién le importa?

Sin más ni más, expresión cuyo significado sigo desconociendo, os dejo hasta la semana que viene. No hagáis muchas locuras y sed felices.

P.D.: ¡¡No me toquéis los muebles!!

Anuncios

3 Respuestas a “Cartas del trol. Capítulo 2. Zombis y Sonisphere 2012.

Alimenta al trol

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s